azafatas y zapatos de azafata

La evolución de los uniformes de azafata

¿Sabéis la procedencia de la palabra ‘Jet Set’? Quien no se lo haya planteado seguro que cae ahora en su significado. Y es que antes, cuando volar era un privilegio al alcance de muy pocos, el ambiente que se creaba en un Jet (avión), gracias a que en ellos predominaban los atributos de una clase social internacional, rica y ostentosa, era muy diferente. Nada de aerolíneas low-cost y vuelos que puede permitirse cualquiera. Ahora que sabemos que ‘Jet Set’ significa ‘ambiente del Jet’, vamos a observar cómo la moda ha pasado por todas las épocas de los diferentes tipos de azafata.

Promoción de azafatas de los primeros vuelos.

Primera promoción de azafatas del programa '1, 2, 3, responda otra vez'

 

Sin duda, y como suele ser en todo ámbito, la evolución en el tiempo ha sido para bien. La libertad de indumentaria en el trabajo cada vez es mayor, y aunque muchos trabajos de cara al público sigan conservando su imagen con uniformes, hay que decir que estos son mucho más modernos, cómodos, favorecedores, etc. Por ejemplo, acabamos de descubrir una página web donde están expuestas una gran cantidad de colecciones de uniformes de azafatas de vuelo de aerolíneas de todo el mundo. ¡Impresionante! Si os apetece indagar un poco, ahí tenéis un tesoro compuesto de 843 uniformes distintos de 360 aerolíneas del mundo.

En cualquier caso, parece que en la mayoría de uniformes para distintas profesiones no se tiene muy en cuenta el calzado. Es un elemento que desgraciadamente pasa más desapercibido. Y no por ello es menos importante. De hecho, como sabéis, gracias a nuestros pies todo lo demás se mantiene. Por eso hay que cuidarlos y tenerlos muy en cuenta en el mundo laboral, en el día a día. Trabajos tan sufridos, en los que pasáis tanto tiempo de pie, como pueden ser los de las cajeras, hostelería, limpieza, comercial, etc. también han de prestar especial atención a los zapatos. Prevenir en salud es sinónimo de bienestar, de felicidad.

Un ejemplo muy claro lo encontramos en la página web mencionada arriba en la que hay muchísimas colecciones diferentes de uniformes con sus respectivas fotos y tomas. Pues bien, como podréis haber comprobado no cuenta con ninguna imagen de rodilla para abajo. Y por consiguiente no se visualiza ni un zapato. En la vida real también tenemos muchos ejemplos en los que en algunas profesiones te facilitan hasta el uniforme para luego decirte: ‘Ah, y del calzado ya te encargas tú’. Desde aquí te animamos  a que no te conformes con cualquier cosa. Busca la comodidad, la calidad y la elegancia que mereces sin perder nada a cambio. Al contrario, ganando en bienestar, salud e imagen. Elige el calzado que estiliza la figura, además de darte un toque distinguido, destacará tu profesionalidad sin que pases desapercibida.

Y tú, ¿usas uniforme en el trabajo?

3 comments

  1. Está muy bien el post. He encontrado este blog de casualidad, yo sigo diario de una azafata que se ha vuelto bastante comercial. Este me recuerda a sus inicios.

    Un saludo y enhorabuena

    1. Hola.
      Muchas gracias por el comentario.
      Hemos tenido el blog aparcado durante demasiados meses, por motivos internos, pero hemos decidido retomarlo y colaborar con empresas del sector en la generación conjunta de contenidos de interés.
      Un saaludo.

  2. Para este trabajo es muy importante un buen zapato. Pasamos muchas horas de pie. Yo al principio salía de trabajar con unos dolores muy fuertes de espalda y de pies. ¡Me dolian hasta los dedos! Hasta que me compré los zapatos adecuados. Ahí fué cuando me di cuenta de la importancia de un buen calzado. Ya no me duele nada de nada. Muy buen post!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *